lunes, 14 de septiembre de 2009

Canción de días...

Él se paró detrás y comenzó

besándola en el cuello

mientras ella se desató en silencio

el largo atuendo de su soledad.

Se dijeron los dos cosas

que sólo dicen los amantes

frases privadas que tan hoy como antes

tan sólo se debieran murmurar.

Y ella se le rindió a la media noche

y el cobró el trofeo

y le contó que sólo era el deseo

y que había sido invitado a pasar.

1 comentario:

  1. Ches! Me hace recordar algunas cosas!
    Pero...que hard!





    Suerte loka!

    ResponderEliminar